agosto 8, 2016 | 5:24

Cine/Cómics/nota/review/trend

¿Logrará Suicide Squad reivindicar al DCEU?

Tras un tremendo debate en la oficina, queremos compartirles nuestras opiniones a favor y en contra de Suicide Squad, que ya en su primer fin de semana de exhibición ha roto récords de taquilla.

Por qué sí rifa Suicide Squad

En un ambiente cinematográfico superheroico que nos está acostumbrando a obras inconclusas que pertenecen a un arco narrativo mayor, es decir, a una continuidad parecida a la de los cómics, donde a la par que se trata de desarrollar el argumento principal de la cinta en cuestión, también se quieren desarrollar tramas de cintas futuras y atar cabos sueltos de filmes anteriores, dando como resultado obras confusas; y donde ya no sólo basta una escena postcrédito, sino dos, pues esto no ha terminado… es de agradecerse películas sencillas donde el grupo de seres con defectos y habilidades sobresalientes deben cumplir una misión y sólo eso. Por eso vuelvo a ver Deadpool y Suicide Squad, porque le dejan el problema de la continuidad, esa asesina de audiencias (lo saben bien los cómics) para otros filmes y se dedican a su principal función: entretener.
– Jorge Jurado

Por qué no rifa Suicide Squad

Tengo multitud de razones por las cuales no me parece una gran película, pero empezaré dejando claro que Margot Robbie hace un papel espectacular con su Harley Quinn y deja muy atrás al Joker de Jared Leto, que no pasa de ser un pandillerito buscapleitos. Y este Joker es la primera razón por la que Suicide Squad me parece olvidable: un Joker que no es una mente maestra del crimen, que cachetea las banquetas por Harley y que ni siquiera parece tan trastornado y más bien actúa como un escuincle berrinchudo. Otra razón: Batman pasa sin pena ni gloria. El caballero de la noche es una idea más grande que Dios ¿cierto? y lo que por lo menos yo esperaba de su primera escena en Suicide Squad era una aparición icónica, poderosa, inolvidable y no, simplemente no sucede. Otra: Amanda Waller se conduce como directora de primaria pública y como tal nos presenta a sus alumnos más problemáticos, uno por uno y con su lista de atracos y logros, este detalle parece estar orientado al público menor de diez años: “mira, chavito, estos son los monos con los que vas a jugar y esto es lo que pueden hacer, vas.” ¿Por qué darnos el listado de personajes y sus características?, vamos a ver una película, no a sentarnos a jugar un RPG. Otra: podríamos decir que Suicide Squad es una película de guerra ¿cierto?, digo, aparecen docenas de militares a lo largo de la historia, así que me parece justo pensar que la misión de los protagonistas se conduce bajo parámetros de combate, de guerra de guerrillas, donde hay códigos, estrategias, reglas de enfrentamiento, etc. Y es por esto que no entiendo por qué en una escena importante, el piloto de un helicóptero de combate comete un error estratégico garrafal, digno de ir a dar al paredón, aunque pensándolo bien, más que un error resulta un detalle sin sentido, sin objetivo, más como detalle de lucimiento personal que en una situación real pondría en peligro no solo a tus compañeros, sino a la misión completa. Otra más: Enchantress es la peor bailarina de toda la historia del cine: sus movimientos no son sensuales, dan pena ajena y algo de risa y eso es algo que escapa a mi comprensión: tienes a Cara Delevingne en vestido transparente ¿y no puedes lograr que se vea sensual?, es para darse un tiro. Y para finalizar, el hecho de contratar a un buen director como David Ayer solo para decirle qué hacer y darle únicamente 15 días para escribir un guión, que además, terminarás adecuando a cualquier petición que haga todo mundo, desde ventas hasta publicidad, hasta licensing; über fail. En conclusión, creo que su error más grande fue subestimar a su público.
– Enrique Ortega

CALIFICACIÓN

Escribre una breve reseña. 

0.0

Por: Jorge Jurado

Por: Enrique Ortega